domingo, 19 de julio de 2009

NUESTRO PRIMER PASO PROCESIONAL PROPIO

. Tras la primera salida con el paso prestado de la Hermandad de la oración del Huerto,había que tener un paso propio y la Junta de entonces empezó a hacer las gestiones oportunas.Providencialmente,en febrero de 1955,D. Francisco Almagro Castro,que,fue profesor de nuestro Hermano Mayor de entonces y además compañero del claustro de profesores en la Escuela de Comercio de D. Bartolomé,le confidenció que al Hermandad de las Tres Caidas iba a comprar un paso nuevo para el Señor de la Salud,vendiendo por tanto el que tenían.Este era de caoba y bastante bien conservado.Se habló con D. Zoilo Ruiz Mateos,Hermano Mayor de la Hermandad,logrando nos lo vendieran y la cuestión económica se solventó con un préstamo sin intereses,avalado por el propio paso hasta su liquidación,de varios pilotos de la Base Aérea.El paso,cuyo autor al parecer fue D. Antonio Carrera Alvarez en labores de carpintería y talla de D. Juan Agustín Serrano (años 40/41),se compró y pudo salir ese Viernes santo de 1955,arreglándose para se le pudiesen las patas doblar y sustituyendose los hachones originarios por unos candelabros de forja con guardabrisas.Como curiosidad anotar que aquel año nos lluvio por dos veces,una al intentar la salida de la Catedral y otra al renunciar coger por Morenos ante la inestabilidad meteorológica y enfilar Calle Larga.Aquel año el manto que nos prestaba la Cofradía de al Soledad se mojó,siendo éste el último año que lo pudimos lucir,ante el lógico enfado de la Hermandad de la Iglesia de la Victoria.También curioso fue el acompañamiento de una escolanía infantil tras la Cruz de Guía aquel año.También como dato histórico en este año de 1955 se estrena igualmente,regalo de la Compañía Iberia,una minúscula reproducción ,en plata,del avión "Castellation Santa María" para ser portado por la Santísima Virgen.Traemos por tanto una valiosa foto perteneciente al archivo de nuestra Cofradía, cuyo autor es el inolvidable Eduardo Pereiras, en la cual podemos observar con cierto detalle ese paso del cual hablamos en aquel año de 1955 y creemos que por C/ Bizcocheros.Aunque la foto no tiene desperdicio alguno,destacar que aquel año (el año 54 también)como vemos salió como capataz D. Manuel Olmedo con su propia cuadrilla;para no se viera el escudo de la Hermandad de la Tres Caidas se le dá la vuelta al paso,es decir,que la trasera pasa a ocupar el frente,presidiendo por tanto el escudo de la Ciudad en la canastilla y el anagrama de María en los respiraderos;Igualmente podemos observar aún el primigenio hábito de los nazarenos,aún sin la capa que se le añadiría en el año 57,recordar que aunque la idea desde un principio era el hábito fuese tal y como lo poseemos actualmente,por temas de índole económico, se les pidió prestados los antifaces blancos a la Cofradía jerezana del Amor,adaptando por tanto a esta necesidad los estatutos y marcando para años sucesivos nuestra túnica;por último resaltar la presencia de los militares de aviación al lado del paso,la gran y sugerente altura de la Cruz tras la Señora,la presencia abarrotada de el público fiel,en balcones y aceras,incluido los más jóvenes colgados literalmente de las rejas de las ventanas. .

2 comentarios:

Eusebio Castañeda dijo...

Es interesante comprobar, gracias a la fotografía que ilustra esta entrada, la altura que tenía la canastilla de ese paso.

Se puede apreciar que prácticamente tenía la altura de una persona, comparándola con el nazareno que va de maniquetero a la izquierda de la foto.

Como hemos medido y comprobado muchas veces, sumando la altura media de una persona alta con la de nuestra imagen titular, aún faltaría algo más de medio metro para alcanzar el dintel de la puerta de San Pedro.

Por tanto, con un paso de esas dimensiones, la maniobra de entrada y salida del mismo en nuestro templo, no debería presentar problemas con la altura, lo que facilitaría mucho el trabajo que ha de hacerse en ese punto.

Eso quizá pueda explicar la considerable altura de la cruz en ese paso(dos veces la altura de Ntra. Sra. aproximadamente), ya que al no tener que reducir la altura de la canastilla (plegando los zancos como se hace actualmente) en la maniobra de entrada y salida, el tramo de la cruz que quedaría en la parte interior del paso podría ser mayor.

J.ALFREDO C.P. dijo...

Consta que a este paso se la transformaron los zancos en plegables el año de su estreno con nuestra Hdad.